Centros auditivos Oír Vital
Sta Cruz Tenerife
922 270 585
La Laguna
922 456 621
Las Palmas
928 381 781

Viajar sin molestias en los oídos

Es muy frecuente que los pasajeros de un avión sientan molestias o taponamientos a lo largo de un vuelo. En los casos más leves se trata de pitidos o zumbidos, pero en casos más graves puede llegar a ocasionar mareos o vómitos. ¿Por qué se producen estas molestias? Fundamentalmente, se debe a los cambios de presión que se producen al cambiar de altitud. Es por eso que, aunque en menor medida, también ocurre al subir o bajar un puerto de montaña, practicar el buceo o al atravesar un túnel. El volumen de aire en el oído aumenta al subir la presión y disminuye cuando esta desciende.

¿Qué podemos hacer para evitar estas molestias?

Conviene saber que no es recomendable exponerse a cambios de presión en el oído en caso de resfriados, alergias, procesos inflamatorios rinofaríngeos agudos y crónicos, a no ser que sea imprescindible.

En caso de notar el “taponamiento”, podemos practicar la maniobra de Valsalva, es decir, expulsar el aire forzosamente, tapando la nariz y cerrando la boca, al tiempo que se cierra la glotis. También se recomienda mascar chicle o chupar un caramelo, pues estimulamos la producción de saliva y tragamos más, favoreciendo la apertura de la trompa de Eustaquio. Esto también se consigue bebiendo un gran vaso de agua. Y otro de los trucos es algo tan sencillo como bostezar para equilibrar el aire dentro de nuestros oídos. Asimismo, debemos intentar mantenernos despiertos durante las maniobras de despegue y aterrizaje en un vuelo, pues es el momento donde las subidas y bajadas de altitud son más acusadas y si estamos dormidos, nuestro mecanismo de deglución está ralentizado.

Recuerda que estas molestias son pasajeras, por lo que si pasados unos días no has experimentado mejoría, deberás acudir a tu médico.

Deja un comentario