Centros auditivos Oír Vital
Sta Cruz Tenerife
922 270 585
La Laguna
922 456 621
Las Palmas
928 381 781

Juguetes ruidosos

Llegan las navidades y con ellas, Papá Noel y los Reyes Magos aparecen por las casa de los niños cargados de regalos. Los padres son los encargados junto con los niños de escribir las cartas pidiendo sus juguetes favoritos, pero no siempre se tienen en cuenta todas las características.

 

Hoy os hablamos del ruido que pueden llegar a generar algunos de estos juguetes. Este ruido, si supera los 80dB, puede llegar a generar lesiones auditivas irrecuperables. Debido a que los niños tienen los brazos cortos, normalmente tienen los juguetes muy cerca de los oídos y esto puede llevar a situaciones peligrosas para su salud auditiva.

La pérdida de audición por ruido es acumulativa y ocurre de forma gradual a lo largo de los años, por lo que es muy importante cuidar la salud auditiva desde edades bien tempranas.

La asociación americana Sight & Hearing realiza cada año una lista con los juguetes más ruidosos del mercado norteamericano. Es asombroso que muchos de ellos superan ampliamente los 100 dB, incluso algunos pensados para bebés.

Por estas razones y pensando en la salud auditiva de los más pequeños de la casa (y de los adultos que los acompañan), hoy desde Oír Vital os damos una serie de consejos:

  • Si cuando vas a comprar o encargar un juguete el ruido te resulta molesto, a un niño le puede perjudicar mucho más.
  • Evita comprar juguetes que no están recomendados para usarse cerca de los oídos. Tú te acordarás seguro, pero los niños olvidan estos consejos fácilmente.
  • Para aquellos juegos de construcción, es recomendable poner en el suelo una alfombra o esterilla. Esto reduce considerablemente el ruido que se genera al jugar con ellos.
  • Limita el tiempo en el que tus hijos juegan con juguetes ruidosos (micrófonos, coches con sirenas, pistolas de juguete, instrumentos musicales, etc.).
  • Si tu pequeño tiene un juguete que hace mucho ruido, puedes probar a quitarle las pilas o baterías, o bien poner cinta aislante en los altavoces para reducir el ruido.

 

Recuerda que la prevención es la mejor arma para conservar la salud auditiva de los más pequeños.

 

 

Deja un comentario