Centros auditivos Oír Vital
Sta Cruz Tenerife
922 270 585
La Laguna
922 456 621
Las Palmas
928 381 781

El estrés y la ansiedad pueden causar pérdida auditiva

El ritmo de vida, los plazos en el trabajo, el tráfico, las reuniones familiares, las prisas… son factores que pueden hacer que nos sintamos con mucho más estrés o ansiedad del recomendable. Pero ¿sabías que esto también puede afectar a tu oído?

Los acúfenos, también conocidos como tinnitus, pueden aparecer como consecuencia  del estrés, la ansiedad, el cansancio o un estado nervioso que se alarga en el tiempo. Suelen ser ocasiones en las que las personas sufren una serie de circunstancias en las cuales la tensión emocional es fuerte y complicada y pueden hacer que los tinnitus duren desde unos minutos a unos días.

También se producen estas molestias en los oídos debido a que si la persona se encuentra estresada o con mucha ansiedad, suele tensar los músculos faciales y de la boca, provocando que haya mucha presión interna que afecte a los oídos. También se produce en personas que “rechinan” los dientes por la noche o que padecen de bruxismo, pues los músculos de la cara están relacionados con los de los oídos. Aproximadamente, un 15% de tinnitus diagnosticado se corresponde a problemas de articulación temporomandibular (bruxismo).

La falta de descanso también provoca que aparezcan acúfenos, que pueden presentarse no solo como pitidos, sino también como si escuchásemos martillazos o metales chocando entre ellos.

Por todas estas razones, es muy importante saber identificar las causas y síntomas de acúfenos, que pueden ser diversos de paciente a paciente. Diversos estudios médicos realizados demuestran la correlación existente entre el grado de molestia de los acúfenos o tinnitus con el grado de ansiedad o depresión que pudiera estar sufriendo el paciente en un momento dado.

Para evitar estas molestas sensaciones, se recomienda llevar un estilo de vida saludable, dormir adecuadamente, realizar algo de ejercicio y si notamos que las sensaciones empeoran, acudir siempre a nuestro profesional de la salud, que será quien nos pueda ayudar.

Deja un comentario